Uso de cookies

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Intercambiadores de calor de placas (2ª parte)

En esta segunda parte trataremos un tema de vital importancia en los intercambiadores de placas. Como mencionábamos anteriormente es de vital importancia la construcción de las placas en sí misma, dado que de ellas depende el rendimiento y pérdida de carga de su intercambiador. Dependiendo del fabricante, existen diferentes tipos de placa; en términos generales se diseñan para el tipo de aplicación, favorecer la transferencia de calor o bien minimizar las pérdidas de carga, que sean aptas para limpieza CIP, que permitan el paso de partículas sólidas o fibras, etc.placas icp
La fabricación de las mismas es un factor determinante puesto que dependiendo del grosor, tamaño, tipo de corrugado, se emplean diferentes presiones de prensado y pasos, es decir número de prensados hasta conseguir la placa terminada. IMPORTANTE: El grosor indicado de las placas de su intercambiador es aquel de la materia prima, es decir el acero inoxidable antes de ser prensado, por lo tanto, sus placas realmente tienen un grosor inferior ya que se pierde parte del mismo durante el prensado.
Las prensas que se emplean para el prensado de placas son hidraúlicas, pudiendo alcanzar presiones de hasta 40-50,000 Tn.
Los moldes o utillajes, se realizan en material endurecido y disponen de un tiempo de vida limitado por lo que con el tiempo deben ser rectificados o bien sustituidos.
Las placas tienen puntos de contacto entre ellas, es decir apoyan en diferentes puntos de su superficie unas con otras. Dependiendo del corrugado de las mismas, habrá más o menos puntos de contacto, pudiendo ser un dado orientativo de 300 a 400 puntos de contacto por cada metro cuadrado de placa. Este dato varía dependiendo  de los factores mencionados. 

PHE press

El grosor de las placas determina su resistencia mecánica sustancialmente. P.ej. Una placa de 0,7 mm de grosor presenta una resistencia mecánica 80% mayor que una placa de 0,5 mm. Esto es importante a la hora de decidir qué placa es conveniente para su aplicación; presiones de trabajo, golpes de ariete, pulsaciones, etc. El grosor no influye en ataque químico a las placas. Asimismo es importante saber que la transferencia de calor tiene muy poca influencia debido al grosor de la placa. Es decir, una placa mas delgada no tiene mucha mayor transferencia de calor que otra del mismo modelo y mayor grosor. Lo que sí es cierto es que su resistencia mecánica es sensiblemente inferior.
Tenga estos parámetros muy en cuenta a la hora de elegir su intercambiador ya que el ahorro en placas de repuesto es considerable.
Los corrugados:
Cada fabricante dispone de diferentes tipos de corrugado. Debido al tipo empleado se mejora la transferencia térmica en detrimento de la pérdida de carga o viceversa, es decir, menor transferencia en favor de minimizar la pérdida de carga. Esto depende del ingeniero que realice el cálculo de su intercambiador ya que cada intercambiador salvo aplicaciones estándar se calcula a medida de la aplicación. 
Si tiene dudas o consultas sobre placas de su intercambiador contáctenos y gustosamente le atenderemos.